La PACD celebra el comienzo de la Auditoría del Ayuntamiento de Madrid y subraya la importancia de que sea Ciudadana

Noticias, Prensa

La Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda de Madrid (PACD-Madrid) se congratula del comienzo del proceso de Auditoría de las cuentas públicas del Ayuntamiento de Madrid, anunciada esta semana por el Concejal de Economía y Hacienda, y espera que el Consistorio tenga en cuenta sus propuestas para garantizar la participación ciudadana en el proceso.

La Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda (PACD) se constituyó hace tres años con objeto de promover e impulsar la Auditoría Ciudadana de los procesos de endeudamiento de las administraciones públicas en los últimos años, para que la población conozca quiénes, en qué y cómo se ha gastado su dinero, y decida qué parte del gasto y de la deuda puede considerarse ilegítima, y por tanto no debe pagarse. Por tal motivo, la PACD-Madrid presentó hace unas semanas una propuesta de Auditoría Ciudadana del Ayuntamiento de Madrid al nuevo consistorio, aprovechando que Ahora Madrid contempla en su programa electoral la realización de una Auditoría de la Deuda.

La PACD-Madrid ha recibido la noticia del inicio del proceso de auditoría presentada ayer en rueda de prensa por el concejal de Economía y Hacienda Carlos Sánchez Mato con enorme satisfacción al ver que algunas de sus propuestas estaban ya reflejadas en la declaración de intenciones del Ayuntamiento.

Para la PACD lo más importante es que la Auditoría sea integral, es decir, que no sólo abarque el ámbito financiero, sino todos los ámbitos afectados por las políticas públicas de gasto y financiación, y en especial el coste económico, social, de género y ambiental; que sea suficientemente retrospectiva ya que los problemas de endeudamiento del Ayuntamiento madrileño vienen de lejos, y como mínimo debería remontarse a 2003, ya que en el periodo Gallardón la deuda se multiplicó por siete y casi llegó a los 8.000 millones; que sirva para el repudio del pago de las deudas declaradas ilegítimas y para el enjuiciamiento de los responsables; pero sobre todo que sea Ciudadana, por que es la población madrileña, la única soberana para decidir si un gasto puede considerarse o no legítimo.

En este sentido, la auditoría no puede ser sólo un proceso técnico de auditoría contable al uso, realizada por una empresa independiente como pretenden otros partidos políticos que también llevaban la auditoría en sus programas, sino que debe dar el protagonismo a la ciudadanía, que es la gran afectada por las políticas públicas y la que ha sufrido y sufre los duros recortes de los últimos años a consecuencia de la deuda. Solo si la población se empodera y toma las riendas del proceso auditor podrá comprender cómo hemos llegado hasta aquí, salir del pozo de la deuda y evitar que reproduzcan este tipo de crisis en el futuro.

Por tal motivo, la PACD-Madrid celebra las palabras del edil, quién afirmó que “además del trabajo técnico y su difusión, la auditoría posibilitará que las(os) madrileñas(os) tomen parte en su elaboración”, y que “los resultados y conclusiones obtenidos serán sometidos a mecanismos democráticos vinculantes de participación ciudadana, que guíen las futuras decisiones del gobierno municipal sobre la materia”. No obstante, como el propio Sánchez Mato reconocía, los detalles de la participación ciudadana aún están por concretar, por lo que la  PACD espera que se tengan en cuenta sus propuestas presentadas a las concejalías de Economía y Hacienda, y de Participación Ciudadana en un documento de 30 páginas, y que se convoque en breve un encuentro ciudadano masivo para sentar las bases de participación del proceso de auditoría.

Share